Skip to main content

Pectoral Azteca

Este pectoral de turquesas en forma de serpiente de 2 cabezas representa al dios Tláloc… Aunque no está comprobado, parece que formaba parte de los tesoros que el emperador Motecuhzoma Xocoyotzin le envió a Hernán Cortés como regalo.

Tláloc

Dentro de la mitología azteca, Tláloc es el dios de la lluvia, el señor del rayo, del trueno y del relámpago.

Su nombre deriva del náhuatl tlali, que significa “tierra”, y octli, que significa “vino”: “el vino que embriaga a la tierra para que produzca lujuriosa vegetación”.

Esta deidad azteca se conocía como “serpiente de nubes”, ya que se manifestaba en forma de culebra -remolinos de lluvia- en las trombas. Su color representativo era el azul, con el cual se pintaban sus templos.

El paraíso de Tláloc se llamaba Tlalocan y se situaba en la región oriental del universo: de aquí procedía el agua beneficiosa y necesaria para la vida en la Tierra… Las personas que morían ahogadas o por hidropesía iban a morar a este paraíso, que era un enclave placentero, rodeado de pródigos árboles frutales, así como maíz, chía y frijol, en donde la vida era enteramente feliz.

Tláloc fue uno de los dioses más importantes y representados en el altiplano de México, y quizá uno de los de mayor antigüedad del panteón de Mesoamérica, ya que aparece en representaciones de la remota época teotihuacana.

Volumen: I
Edición: 2005 – 2006
Fecha: Septiembre 2005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *